La vuelta al cole, mejor con surfing

Surf camp pack en Fuerteventura 290€
Mas información

¡Bienvenido sea septiembre, Free Surfers!

Para nosotros, volver a la rutina significa seguir haciendo lo que más nos gusta, porque hemos encontrado un trabajo que nos apasiona en el que no necesitamos vacaciones y en el paraíso de Fuerteventura... Pero esa no es la historia que queremos contaros hoy.

La vuelta a la rutina implica que muchos volvéis a la oficina y, también, que los más peques vuelven al cole. En enero ya os contamos las ventajas que el surf aporta a los niños y hoy, para demostrar que querer es poder y que la edad es un detalle sin importancia, queremos hablaros de un puñado de surfistas que dan la talla: 5 mini surfers que, a pesar de su corta edad, son muy pros. Aquí van:

Winter Vicent. A sus once añitos no solo lo peta como surfista, sino que el gran corazón de este mini australiano le ha llevado a recaudar más de 3 000 dólares con Winter4water, destinados a filtros de agua para las gentes de Mentawai.

Quincy Simons, de la que ya os hablamos en alguna ocasión. Nos flipa ver vídeos de esta pequeña de siete añitos. Lleva sobre las olas desde los cuatro y con seis sus vídeos nos dejaron boquiabiertos. Un día le dijo a su padre: «quiero ir a surfear contigo» y, cuando éste le pregunto si sabía lo que era, ella dijo que no, pero que quería ir igual. Una crack en toda regla.

Sierra Kerr. Otra pro de tan solo 9 años y con pasiones heredadas de su padre, Josh Kerr. Sierra no solo es la reina de las olas, sino que también es aficionada al skate y… ¡no lo hace nada mal! Le seguiremos la pista, porque seguro que en el futuro, dará mucho que hablar.

Noah Steinmetz. ¿Quién de vosotros no ha soñado alguna vez con surfear Pipeline? Pues tenemos noticias un poco descorazonadoras: Noah tiene once añitos y ya hace dos que surfeó Pipeline por primera vez. Sí, sí. Lo que estáis leyendo es correcto. Este pequeño crack promete muchísimo y, vamos, que con haber cumplido a tan temprana edad el sueño de muchos adultos… ¡ya lo podemos felicitar!

Kobi Clemens. La historia más alucinante de todas: Kobi se subió a la tabla por primera vez con tan solo un año y ya hay quien lo compara con el mitiquísimo  Kelly Slater. Este australiano que hoy solo cuenta con nueve tiernos añitos, tiene ya una trayectoria considerable, sponsors incluidos. ¡No le quitéis ojo!

Entonces qué, ¿os animáis a que vuestros mini surfers pasen un invierno sobre olas? :)