Ideas para regalar a un/a Free Surfer

Surf camp pack en Fuerteventura 290€
Mas información

La cosa es sencilla: llega la Navidad y nos echamos las manos a la cabeza porque ya casi no nos queda tiempo para pensar y comprar los regalos que tenemos pendientes… Nosotros, aunque desde Fuerteventura, siempre estamos ahí para ayudaros así que, aquí van algunas cositas que pueden resultar interesantes para l@s loc@s por el surf :)

Un libro diferente. Women who surf explora las hazañas de muchas mujeres a lo largo de la historia del surf. Historias muchas veces olvidadas en un deporte que, aun siendo más inclusivo que otros, sigue teniendo un gran camino por delante en lo que género se refiere.

Una ayudita. Facilitarles un poco la vida nunca viene mal ;) Así que, aunque no es la cosa más fancy de la Tierra, un porta tablas siempre es de agradecer, sobre todo para aquell@s que no pueden aparcar frente a la playa (¡también estábien usar el transporte público!)

La diversión. Un regalito para l@s amantes de Lego, tenemos que les hará mucha mucha gracia. Se trata de un set de rescate acuático que incluye a un surfista y un tiburón, así como el héroe que salvará a nuestro amigo de ser devorado. Una maravilla que, aunque sea para decorar, seguro que gusta.

El mundo a sus pies. Ya sabéis que el surf nos empuja a soñar lejos y, cómo no, a viajar para descubrir nuevos spots y surfearlos a tope. Por eso, uno de los mejores regalos que podéis hacer es un mapa específico para surfistas: viendo el mundo en clave de surf.

Siempre disponible. Este es un regalazo para l@s amantes de la improvisación, porque nunca se sabe cuándo ni dónde uno puede encontrarse con un buen momento para meterse al agua… Este paddle hinchable es perfecto porque, si bien no tienes oportunidad de surfear, podrás disfrutar de un bañito interesante. (Pero tenéis que contar con un gran presupuesto…)

Memoria surfer. Un detallito para que esa persona siempre os tenga a vosotros y al surf en mente, es este USB con forma de tabla. Perfecto para un amigo invisible.

 

¿Os hemos iluminado un poquito? Y, ahora…¡nos vamos al agua!