La furgoneta más deseada

Surf camp pack en Fuerteventura 290€
Mas información

Seguro que muchos de vosotros habéis soñado alguna vez con ella, ¿quién no?  Cualquier surfista que se precie ha fantaseado alguna vez con recorrer kilómetros y kilómetros de costa subido a una de esas míticas Volkswagen Transporter, el icono de una época que nunca termina. Descubrir paisajes insólitos, recorrer parajes deshabitados y, lo que es mejor, probar cientos y cientos de olas diferentes y desconocidas. ¡Qué planazo!

furgo

La Volkswagen tiene que formar parte de nuestro blog porque es uno de los símbolos surfistas por excelencia y, por tanto, conocer un poco más sobre ella, es casi casi una obligación.

En 1947 un buen tipo llamado Ben Pon dio a luz el primer esbozo de furgoneta. El «iluminado» ni siquiera formaba parte de la empresa, y no tenía nada que ver con el diseño industrial. El diseño de la furgo, inspirado en un vehículo de carga, constaba de una cabina delantera, un motor trasero y un habitáculo sobre una plataforma plana. En Volkswagen, creemos, no tenían demasiado entusiasmo, ya que la bautizaron como Volkswagen tipo 2 (el tipo 1 es el escarabajo que todos conocéis).

Dimensiones

Tras algunos rifi rafes con la empresa y el paso de varios años, Pon y Volkswagen llegaron a un acuerdo y comenzó la producción de la furgoneta. Un año más tarde ya se había convertido en un éxito completo gracias a sus múltiples utilidades: ambulancia, minibus, coche de bomberos…  La fusión con Westfalia en 1951 puso la guinda a un pastel muy sabroso: cocina, cama, sala de estar… El nuevo diseño calló como una bomba en una sociedad que buscaba independencia y movilidad, y pronto la Westfalia se convirtió en un  emblema de movimientos contraculturales que exaltaban el cambio y la libertad como revolución. Desde hippies hasta surfistas vieron en la furgoneta de Volkswagen la representación de sus ideales; estos últimos, como os decíamos, siguen soñando con recorrer el mundo subidos a una.

Volkswagen Transporter Westfalia1

La verdad es que los modelos han evolucionado y se han adaptado a nuestras necesidades. Hoy, 65 años después, existen furgonetas super equipadas que harían las delicias de cualquier surfista. Pero, inevitablemente, a veces echamos la vista hacia atrás con nostalgia pensando que, algún día, podremos recorrer nuestra isla subidos a esa joya tan antigua como icónica.

Por cierto, ¿quién se anima a un Surfari?

:)