Dramas de los surfistas de ciudad

Surf camp pack en Fuerteventura 290€
Mas información

Nosotros y nuestro paraíso, ¿eh? Ya sabéis lo que nos gusta presumir de hogar… pero es que muchos nos contáis lo que supone vivir en la ciudad y, buf, no podemos hacernos a la idea. Y más ahora, con estas temperaturas, con una ola de calor que viene y va… ¿De verdad no vendréis a visitarnos a Fuerteventura?

Hoy hablaremos de eso: de los dramas de los surfistas atrapados en el asfalto. ¿Alguien se siente identificad@?

Para empezar, la odisea del transporte público. Desde aquí lanzamos un llamamiento: por favor, ¡que se tenga más en cuenta a l@s deportistas! Cargar la tabla se convierte en una pesadilla entre hordas de gente, ¡casi son malabares! Para más inri, los demás viajeros te miran como… “¿Pero a dónde vas con eso en el metro/bus?”. ¡Encima se creen que quieres llamar su atención! Y, bueno, aquellos que tenéis suerte de poder desplazaros en coche, os alejáis de las miradas insidiosas para encontraros con un enemigo igual de monstruoso: las caravanas. ¡POR QUÉEEEE! Por nor hablar de que es poco responsable con el medio ambiente, y lo sabes. Lo único que te vendrá a la mente es, ¿por qué no me mudo a Fuerteventura?

Además, todo este viaje se hace un poco más pesado cuando sabes que el parte quizás no era del todo correcto, ¡o que puede haber cambiado! Si llegas a tu destino y el mar está como un plato… Tus lágrimas harán crecer el océano. Porque todo ese esfuerzo no ha valido la pena. No es lo mismo, sin embargo, cuando vives al ladito de la playa que, haya o no haya olas, ¡el baño siempre merece la pena! Contacto con la naturaleza, un poco de ejercicio… ¡puedes permitírtelo!

Y sí, podemos buscar otras cosas que hacer relacionadas con el surfing, como el longboard, o el skate. Podemos tratar de convencernos de que es exactamente lo mismo. Pero la verdad es que nada se puede comparar al deporte más adictivo del mundo porque, precisamente, es mucho más que eso: es deporte, es paz, es naturaleza, es agua… Es un estilo de vida que nos es del todo compatible con el estilo de vida urbanita.

¿Os hemos convencido ya para mudaros al paraíso europeo del surfing? :)