Conservánd(olas)

Surf camp pack en Fuerteventura 290€
Mas información

Si hace bien poco hablamos sobre la construcción de olas para aquellos que no tienen la suerte de vivir cerca del mar, hoy toca hablar de todo lo contrario, de las olas que perdemos “gracias” a la obra del ser humano.

Como buenos Free Surfers, suponemos que a estas alturas ya estaréis enterados de toda la polémica que ha vuelto a surgir alrededor de la ola de Mundaka. Y decimos vuelto, porque esto viene pasando desde hace años… Y quizás deberíamos replanteárnoslo.

Foto: fdrteam.files.wordpress.com

Conservar las olas no significa solo conservar nuestro mayor tesoro como surfista, significa conservar una fuente de ingresos para una zona geográfica y, lo más importante, significa la conservación de la naturaleza. A ésta le debemos todo lo que tenemos y, decidnos, ¿quién querría ver su casa destrozada? Cuidar nuestro entorno significa cuidar nuestra casa y la de todos los que vendrán detrás…

Y las olas son muy una combinación muy frágil de diversos factores que son cero aleatorios. Nos cuesta creer que para arreglar una playa sea necesario modificar la estructura de su fondo, ya sea mucho, o poco. La ola no tiene por qué desaparecer, pero sí es cierto que tenemos muy recientes los acontecimientos del año 2003, cuando la despedimos por un largo tiempo.

Al menos, deberíamos estudiar y pensar las posibles consecuencias de nuestros actos sobre el medio. Eso como mínimo.

Esperamos no tener que decir adiós a una de las olas más míticas de la península.

En Free Surfers School nos gusta cuidar nuestro entorno, ¡somos parte de él!

Foto:magicseaweed.com