5 razones por las que surfear te hará mejor persona

Surf camp pack en Fuerteventura 290€
Mas información

¿Cómo ha ido la semana, Free Surfers?

La nuestra como siempre: a tope de olas, de clases, de pros espectaculares y de momentos guapos, guapos. El paraíso es lo que tiene :P En fin, ¿vosotr@s os sentís mejores personas desde que surfeáis? Porque, por si no lo notáis, ¡así es! Hoy os compartimos algunas cosas que todo@s mejoramos notablemente a través del surfing. ¡Aquí van!

Estaréis más san@s y seréis bastante más felices. El surf es adictivo así que, l@s que lo practicamos, ¡lo hacemos mogollón! Al ser un ejercicio tan completo, obviamente estaréis muchísimo más saludables que si no lo practicarais. Además, el sol es uno de los principales motores de nuestra felicidad… ¿Os salen las cuentas? ¡Eso sí! Siempre contando con una buena capa de protección solar: ya sabéis que las exposiciones prolongadas al sol tienen sus más y sus menos… (más bien son todos menos).

Empezaréis a preocuparos más por el medio ambiente. Como siempre os decimos, un surfista o una surfista que no se preocupa por el entorno es una  rara avis en nuestro mundillo. Gracias a Neptuno, tod@s nos hacemos más consciente de la importancia de la conservación de nuestro medio y del cuidado de los océanos. ¡Aunque sea por egoísmo! Al final, el nacimiento de las olas se deriva de una serie de condiciones que sí, nos importa conservar para poder seguir disfrutando, explorando y experimentando.

Entenderéis el significado de comunidad o, en nuestro caso, familia. Porque todo lo que se crea alrededor del surfing, como siempre decimos, nos indica que esto es mucho más que un deporte. L@s surfers nos ayudamos, nos entendemos, compartimos vivencias… etc. Gracias al surf, podéis conocer a gente que, a priori, no encaja con vosotr@s. El surf ayuda a ver más allá de las personas. En el agua, por poneros un ejemplo, no hay nacionalidades, ni equipos de fútbol, ni niveles sociales. En el agua todo@s venimos a disfrutar de aquello que nos apasiona.

Seréis más humildes. Los fuegos se apagan en el agua y los humos se difuminan… No solo es el hecho de que en el agua tod@s l@s surfistas somos iguales, sino que verte rodead@ de agua, en plena inmensidad del océano, puede hacer que os replanteéis muchas cosas que vienen dadas por la sociedad desde que somos peques. Vamos, que som@s muy pequeñit@s y el océano es muy grande e impresionante como para ponernos «farruc@s».

Seréis más flexibles y pacientes. En todos los sentidos. El surf es un deporte que depende de unas condiciones variables e irregulares, lo que no solo te enseña a esperar, sino a moverte, a cambiar de planes y hacer otros nuevos con gran facilidad… Y también, debido al ejercicio, seréis más flexibles físicamente, ¡obvio!

¿Cómo lo veis? ¿Habéis experimentado los síntomas del surfista? ;)